Buenos Aires, 21 de julio de 2017

Buscador

 

 

"La gran muralla"

 

 

Titulo: “La gran muralla”.- Titulo original: “The great wall”, China, USA 2016, hablada en inglés, mandarín, ucraniano, con subtítulos en español. Realización: Yimou Zhang. Guión: Carlo Bernard, Doug Miro, Tony Gilroy, basado en una historia de Max Brooks, Edward Zwick, Marshall Herskovitz. Producción: Jon Jashni, Peter Oler, Charles Roven, Thomas Tull. Fotografía: Stuart Dryburgh, Xiaoding Zhao. Música: Ramin Djawadi. Casting: John Papsidera, Victoria Thomas. Diseño de producción: John Myhre. Supervisión de dirección de arte: Helen Jarvis. Escenografía: Gordon Sim. Diseño de vestuario: Mayes C. Rubeo. Supervisión de edición de sonido: Gwendolyn Yates Whittle. Supervisión de efectos visuales: Phil Breman, Andy Brown, Huseyin Caner, Nucikás Delbecq, Matt Hartle, Samir Hoon, Víktor Muller, Matt Russel. Coordinación  de dobles: Randy Beckman, Hiro Koda, Búster Reeves, Nuo Sun, Thom Williams. Supervisión de animación: Manuel Almela, Jance Rubinchik. Supervisión musical: Peter Afterman, Jill Streater, Margaret Yen. Compaginación: Mary Jo Markey, Craig Word. Intérpretes: Matt Damon (William), Tian Ping (Comandante Lin Mae),Willem Dafne (Ballard),Andy Lau (Wang),Pedro Pascal (Tovar),Hanyu Zhang (General Shao),Lu Han (Peng Yong), Estreno en la Argentina: 16 de febrero de 2017, presentado por UIP, en 2 y 3D  Género: Drama. Duración: 103 minutos, S/M.13 años.

 

 

 

 

Zhang Yimou, autor de maravillosas películas como: “Hero” (2002), “La casa de las dagas voladoras” (2004), “La maldición de la flor dorada” (2006), “Las flores de la guerra” (2011), “Ni uno menos” (1999), “Qiu Ju, una mujer china” (1992), la inolvidable  “Sorgo rojo” (1987) o “Camino a casa” (1999), regresó con una coproducción financiada por China y Estados Unidos que está muy distante de sus mejores producciones. Sin embargo su sello en la misma es inevitable y por momentos lo que parecería que va a desbarrancarse en un comics  disparatado se transforma en un juego escénico increíble.

“La gran muralla” (“The great wall”, 2016), su último filme, rodada íntegramente en Qingdao (China) y algunas locaciones  de Nueva Zelanda, cuenta con sólo tres actores occidentales (Matt Demon, Pedro Pascal (actor  chileno cuya filmografía está anclada en exitosas series), y Willem Dafoe, mientras que  todo el equipo técnico, actores y actrices acompañando a los destacados Andy Lau,  Wang Junkai,  Tian Jing, Vicky Yu, y Bing Liu,  son chinos.

“La gran muralla” le dice al espectador  que desde el siglo V ac. hasta el siglo XVIIdc, dc los casi 21.196 km. fueron defendidos por diferentes dinastías que dominaron el país, de las hordas  provenientes de Manchuria y  las tribus nómada Xiongnu de Mongolia.  La muralla fue declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco (1987),  y en el 2007 como una de Las Siete Maravillas del Mundo Moderno. Como toda construcción cuyos orígenes se pierden en la noche de los tiempos, ésta también cuenta con innumerables leyendas que hacen aún más interesante la aventura de atravesarla.

La realización  de  Zhang Yimou  se basa en una leyenda que entrelaza a la Muralla con los Taotie,  alienígenas  que asolaron  China y  reaparecen cada 60 años, más fortalecidos y belicosos. Estos seres son algo sobrenatural e inhumano, y poseen una reina que controla a la manada al estilo  de las abejas o las hormigas.  Como toda  reina  es protegida por los guerreros esclavos y la esconden bajo sus escudos. 

 El guión de Carlo Bernard, Doug Miro y Tony Gilroy, basado en una historia escrita por Max  Brooks, Edward Zwick y Marshall Herskovitz, es endeble.  Zhang Yimou lo utilizó como un esquema a seguir sin importarle mucho su contenido, sino que más bien se dedicó a realizar un gran despliegue visual y de efectos especiales increíbles, para contar la historia desde otro ángulo, mucho más efectivo y maravilloso.

Desde el comienzo se tiene en claro que el filme será una gran aventura fantástica, ya que es insólito ver a Pedro Pascal  torear un bicharraco verde, o comprobar que Matt Demon puede  volar a la manera china desde una torre por el sólo acto de demostrar a la bella chinita su intrepidez.

Tanto Matt Damon como Pedro Pascal y Willem Dafoe habían  ido a China en busca del maravilloso polvo negro que los enriquecería, y que los chinos por nada del mundo querían que occidente lo obtuviera. En el guión se marca una historia de ambición, competencia, y sobre todo de valor para defender principios que están relacionados con el amor.

“La gran muralla” posee todos los aditamentos necesarios para ser un buen entretenimiento: acción, intriga, fantasía, y sobre todo un manejo del sonido espectacular,  especialmente en el uso de los tambores al estilo “Mayumana”  o “Stone”, que golpean sin cesar los diferentes grupos  de  instrumentistas,  que para distinguirse se visten con diferentes colores, y que a su vez éstos  poseen un significado  místico especial.

En suma, se t6rata de una producción que entretiene sin mayor pretensión que la de divertir.  Colorida, con abundantes planos aéreos,  un manejo de cámara  inquieto y vertiginoso, muestra además  algo que el espectador nunca sabrá si es verdad y si mantiene rigor histórico  o es  fantasía, y es  el engranaje interno de la Gran Muralla, ya que en ella se destacan ascensores, escaleras y mecanismos de defensa muy extravagantes.

Ilusión o no, guión hollywoodense o estética  china,   Zhang Yimou una vez más demuestra que su talento no tiene límites.

 

 

Calificación: Buena (Beatriz Iacoviello)

 

 

STAFF

Director: Andrés B. Pohrebny – Secretario de redacción: Andrés N. Martín

Redactores: Elena Castelli, Romina Gretter, Jorge Grez L., Carlos Herrera, Lic Héctor Hochman, Beatriz Iacoviello, Ricardo Silva. Asesor Legal: Luis Kramer.

 

"El rincón del cinéfilo", fundado el 2 de junio de 2007 por Leonardo Colaneri, Jorge Grez L., Andrés N. Martín y Andrés B. Pohrebny, es una producción del Primer taller para el espectador cinematográfico (I.G. No 000617).

 

La dirección no se responsabiliza del contenido de las críticas y notas firmadas, como de los mensajes de la publicidad que se incluye en sus ediciones. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización previa de la dirección.